Constante y sólido ha sido el crecimiento de la industria manufacturera en México en los últimos años, la comunidad se ha adaptado a los nuevos tiempos buscando tres aspectos primordiales en los procesos: optimización, presición y ahorro. Así mismo las nuevas tecnologías exigen a las empresas competitividad y calidad.